¿Qué es una oposición?

Este tipo de examen es requerido cuando estás postulando para ingresar a alguna institución de la administración pública

El concepto general de lo que es la palabra oposición, la podemos encontrar en cualquier diccionario como la acción de una persona para estar en contra de algo o de alguien, es decir, estar en desacuerdo. Representa el contraste entre dos cosas, dos puntos de vista diferentes, dos ideas diferentes, o dos propuestas diferentes, etc.

Podríamos encontrar el significado de oposición política, el significado de oposición en derecho y mucho más. Por otro lado, podemos observar el uso de este término también en otros ámbitos como por ejemplo en el ajedrez, o en cualquier deporte, donde se hace referencia al equipo rival; la oposición política, las cuales son organizaciones o grupos de personas que no están satisfechas con las acciones de determinado gobierno.

Además, otro significado de oposición que existe, y que será el que desarrollaremos a lo largo de este artículo, es el examen de oposición.

Además, otro significado de oposición que existe, y que será el que desarrollaremos a lo largo de este artículo, es el examen de oposición. Otros casos donde este concepto se emplea perfectamente es en los profesores, jueces, celadores o auxiliares administrativos ya que se pueden cubrir dentro del ámbito público mediante un sistema que, a pesar de mantener bases comunes, luego encontraremos características resaltantes en función del lugar donde se vaya a llevar a cabo correspondiente oposición.

¿Habías escuchado sobre él en algún momento? ¿No? ¡Entonces conócelo!

Examen de oposición

Este tipo de examen es requerido cuando estás postulando para ingresar a alguna institución de la administración pública. Su propósito es determinar si cumples con el perfil establecido para desempeñar el cargo al que estás aspirando. Este examen se compone de diversos tipos de procesos de selección y pruebas, que varían según el área a la que estés aplicando. Es fundamental tener en cuenta que cada proceso de oposición consta de una serie de exámenes o pruebas diseñados para evaluar la aptitud de los candidatos que buscan ocupar puestos en empleos públicos ofrecidos por diversas entidades administrativas. Ejemplos de estos exámenes pueden incluir casos prácticos, pruebas de idiomas o tests específicos según la convocatoria para cargos públicos. ¿Comprendiste claramente el concepto de oposición?

¿Qué es una oposición? Concepto y marco legal

Aunque tengas una idea general de lo que es, es posible que te preguntes qué es exactamente una oposición. Este término es bastante común en la actualidad: aquellos que desean obtener un puesto como funcionario y aprovechar sus beneficios deben prepararse para una oposición. ¡Es probable que tú también estés considerando presentarte a alguna!

La palabra «oposición» se encuentra en varios textos legales. No hay un único documento que regule este tema, pero uno de los más relevantes es el Estatuto Básico del Empleado Público (TREBEP). De acuerdo con este texto (artículo 61), una oposición es un método de selección para empleados públicos.

Profundicemos un poco más en este término. Según el diccionario en línea de la Real Academia Española, en su cuarta acepción (la que nos interesa), el significado de oposición es el siguiente:

«Conjunto de pruebas selectivas en las que los aspirantes a un puesto de trabajo, generalmente en la Administración pública, demuestran su competencia, que es evaluada por un tribunal».

Entonces, ¿qué implica una oposición? Para entendernos, las oposiciones son una serie de exámenes o ejercicios que se realizan para obtener un puesto de trabajo en una organización específica o institución (como un ayuntamiento, una universidad, una diputación, etc.).

Como indica la RAE, estos puestos suelen estar destinados a trabajar en entidades gubernamentales. Dado que ofrecen condiciones laborales excepcionales, suele haber numerosos aspirantes compitiendo por cada puesto disponible.

Características de las oposiciones: metas y fundamentos de este proceso de selección

Si examinamos las diversas regulaciones que gobiernan el acceso a la Administración Pública mediante el método de oposiciones, podemos identificar una serie de características fundamentales que definen el concepto de oposición:

  • El propósito de una oposición es asegurar que las personas más cualificadas accedan a los puestos de empleados públicos y sean capaces de desempeñar las funciones inherentes al puesto que se busca cubrir.
  • El sistema de oposiciones se fundamenta en principios de igualdad, mérito y capacidad.
  • Las oposiciones deben buscar una correspondencia entre el tipo de pruebas a superar y la idoneidad para llevar a cabo las tareas de los puestos de trabajo anunciados. Por esta razón, este tipo de procesos selectivos pueden incluir pruebas prácticas diseñadas para evaluar la aptitud de los candidatos para el puesto específico.

¿En qué consiste una oposición? Tipos de exámenes que enfrentarás

Para responder de manera adecuada a la pregunta «¿qué es una oposición?», debemos examinar la estructura interna de estos procesos de selección.

En este contexto, podemos afirmar que existen muchas variaciones de oposiciones, tantas como tipos de puestos convocados

En este contexto, podemos afirmar que existen muchas variaciones de oposiciones, tantas como tipos de puestos convocados. Por lo tanto, cada una estará organizada de manera diferente, con diversos tipos de exámenes y sistemas de evaluación.

Tipos de pruebas en los procesos de oposición

Los principales tipos de pruebas que podrías encontrar en un proceso de oposición son los siguientes:

  1. Pruebas para evaluar conocimientos. Dentro de esta categoría, podríamos mencionar:
    • Exámenes escritos en diversas modalidades: desarrollo, tipo test, preguntas cortas, entre otros.
    • Exámenes orales, más comunes en oposiciones más avanzadas, como las del grupo A1.
    • Pruebas de idiomas, ya sean opcionales u obligatorias, tanto para lenguas extranjeras como para lenguas cooficiales de diferentes comunidades autónomas.
    • Pruebas ortográficas, de gran importancia en oposiciones como las de la Guardia Civil.
  2. Pruebas de tipo práctico, como la resolución de casos prácticos por escrito, pruebas de mecanografía, exámenes de habilidades informáticas, demostración de destrezas y aptitudes, entre otras.
  3. Pruebas psicotécnicas, que evalúan diversas habilidades y aptitudes mentales o psicológicas, como las pruebas de aptitud numérica, verbal, espacial, memoria, etc. Estos exámenes son especialmente relevantes en oposiciones para cuerpos de seguridad y fuerzas del orden.
  4. Pruebas físicas, diseñadas para determinar si la capacidad física de los aspirantes es adecuada para las funciones del puesto. Estas pruebas suelen formar parte de procesos selectivos como los de bomberos y cuerpos de seguridad.
  5. Exámenes médicos, con el propósito de verificar que cumples con los requisitos de salud y aptitud física y mental necesarios para el desempeño de las tareas del puesto en cuestión. Por lo general, las bases de la convocatoria establecen ciertas condiciones médicas que podrían excluirte de acceder a determinados tipos de plazas.

Otros tipos de procedimientos de selección

¿Sabes cuál es la diferencia entre oposición y concurso? La oposición no es el único método de selección de personal empleado por la Administración Pública. Según el Estatuto Básico del Empleado Público, existen tres sistemas distintos de selección para funcionarios y personal laboral:

Quizás te guste: Cursos para maestros de primaria: amplía tu capacitación

  1. Oposición: Ya sabemos en qué consiste este sistema.
  2. Concurso: Este sistema solo se emplea para seleccionar personal laboral y no para funcionarios (aunque hay algunas excepciones establecidas por ley). En resumen, el concurso implica valorar los méritos que los aspirantes presenten, siguiendo las indicaciones de las bases de la convocatoria. Ejemplos típicos de méritos que se valoran son la experiencia profesional, la formación, publicaciones, docencia, etc. Es importante no confundir estos concursos (como método de acceso a la Administración Pública) con los concursos utilizados para asignar destinos (a personal que ya ostenta la condición de empleado público).
  3. Concurso – oposición: Esta modalidad combina los dos sistemas anteriores en un solo proceso selectivo.

¿Cuál es la «OPE»? ¿Podrías proporcionar más contexto o información para entender mejor el significado de esta sigla?

Además de los concursos y las oposiciones, también es necesario mencionar las OPE. Una OPE corresponde a una Oferta Pública de Empleo, que implica la emisión oficial de una oferta laboral para cubrir plazas vacantes en una entidad pública. Las oposiciones son los exámenes que se planifican para ocupar los cargos anunciados en la OPE.

La OPE constituye la confirmación oficial de que determinada entidad tiene la intención de convocar a exámenes de oposición para ciertas posiciones en un periodo de tiempo relativamente corto. Es legal que no transcurran más de tres años entre la publicación de la OPE y la convocatoria de las oposiciones.

Deja un comentario